Candente...

Entre al cuarto la vi durmiendo entre las sabanas.... quería saber que había debajo de esas telas .... tiré de ellas hecho un primitivo primate atrapado por sus instintos.... su piernas desnudas y sus senos cayendo entre sus brazos..... estaba tan tibio su vientre, que sólo atine a tirarme entre sus piernas y sacar esa bombacha que dejaba cubierto todo lo que quería ver.... pensaba en lo jugosa que estaría en su interior... al sentir mi boca en su sexo se entregó a mis placeres se dejó llevar y rendida cayó entre batidas sobre mis brazos....ese olor de amanecida me excitaba tanto.... ese sabor cremoso y pegajoso embadurnando mis labios... uuuuuuuuuuuuuuffffffffffff ....... ya cálmate........estoy que reviento..... me dijo y sin atinar a nada ..enredó sus piernas en mi cuello y llenando de gemidos el silencioso cuarto , fui atrapado por sus piernas mientras empujaba su sexo hacia mi...... me enterraba cortando mi respiración . pero era tanta mi temperatura , que no paré hasta verla agarrarse del catre de la cama y doblarse como una serpiente atrapando su victima hasta dejarla sin respiración...... el dolor en mi cuello era intenso ...sus manos no me dejaban separarme de su sexo, mientras las mías apretaban sus senos como presa herida.... dolor...todo se convirtió en dolor, un dolor que causaba las más extrañas sensaciones, dolor que causaba placer...era un demonio poseído, estábamos en el mismo infierno ardiendo juntos. Cuando la sentí en su orgasmo, y rendirse en fuerzas me separé de ella y abriendo sus piernas me enterré y con brío y desconsolada brutalidad ... me enterré en ella y me fui enterrando a acompasados tiempos .... entraba brusco ...hasta el fondo de su ser entre gemidos y gritos de deseo...entre suplicas ..... al límite de la sexualidad más animal que jamás había sentido.... los orgasmos se sucedieron y yo rompí dentro de ella en brutales eyaculaciones que parecían que se convertirían e un caudal eterno..infinito...salvaje....... hasta que la cama no pudo con nosotros rompiendo los soportes y caímos entre palos desarmados y quiebres de madera para quedar tendidos en el suelo ... unidos como los perros y exhaustos..... luego vinieron los besos y nuestras almas bajando el ritmo de sus corazones.... hasta quedarnos dormidos, mientras el sol que entraba por la ventana calentaba nuestras cabezas..... el tiempo se había ido........ quizás para siempre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Dibujo

Rompiendo promesas....

Pescador de Ilusiones.