Entradas

Mostrando entradas de 2008

Cuando te desnudas...cuando me provocas...

Imagen
Me gusta cuando me provocas, cuando me buscas desnuda por tu cuarto,cuando tus nalgas se mueven al ritmo de tus caderas, que tus senos tiemblen a cada paso que das. Me gusta que tientes a oscuras, en el silencio de la noche, tus susurros envolventes, tus gemidos dormidos. Me gustas cuando te desnudas para mi.Siento como respiras en la oscuridad, como jalas de tu ropa, como tu piel aparece mostrando sus formas en la oscuridad. Me gusta como me provocas. Me gusta cuando abres las cortinas y tu figura se dibuja a tras lúz, como de la oscuridad de tus nalgas florece la delicada forma de tu sexo. Cuando desnuda en la cama me miras a los ojos gimiendo deseo, -ven, bebe de mi fruta-, mientras tus manos juegan con tus senos y pezones. Cuando abres las piernas, y veo brillar tu sexo abierto en el interior, asúsas, -¡bebe del néctar del cáliz sagrado!-, y ventilas tus piernas dejando salir el brillo de tus carnes abiertas y enchidas de deseo. Cuando volteas para exibir tu trasero y coquetament…

La gota...

Imagen
...Llevo aquí tirado sobre mi cama algunos minutos, el sol entra por la ventana dando de lleno en mi cama, trato de dormir, sin embargo el calor me sofoca, mi pelo se empieza a mojar por la caída del poniente irreverente sobre mi cuerpo desnudo. El calor es sofocante, penetra mi cuerpo mojándolo todo. Mi mente no responde a ninguna señal, estoy cansado.
Una gota, una gota de sudor se asoma en mi cabeza, siento como se desliza entre mis cabellos, viene hacia mi frente, - que calor -, llega para deslizarse por mi frente, subo la mirada, la veo brillar, cae rodando por mi frente, entre las arrugas que la atraviesan de lado a lado, el seño esta fruncido, llega al tabique de mi nariz, baja guiada por la forma de ella , por los costados de mi nariz, baja, hasta tocar la punta, pendida en el abismo brilla caprichosa, cuelga en la eternidad, la quiero tomar con mi lengua, no alcanzo a llegar a tiempo, y cae lentamente a la comisura de mis labios, la dejo, sobre mis labios aflora el sudor. Sig…

Amante Dormida...

Imagen
El vientre nacìa en deseo, el ritmo cansino de su piel se reflejaba entre las cortinas a contraluz. Un beso susurró recorriendo cada rincón de su cuerpo dormido, ella se dejó llevar... Mis dedos dibujaron su esbelto cuerpo entre gemidos dormidos, su vientre temblaba al compás de mis besos. Sus manos sujetaban mi cabeza, la que se desacía entre caricias, se escapaba para volver a sus senos, mis dedos coronabam sus pezónes mientras su piel brotaba. Una gota emergió, para caer por sus senos, mi boca se apresuró en atraparla. Beleidoza mi lengua contrajo su cintura, y entre espásmos gimiò deseo. Mis manos se deslizaron por su vientre hasta atrapar sus caderas y hundirse en su sexo húmedo y càlido, todo volvía a nacer entre mis dedos.
Mi rostro atrapado entre sus piernas se ahogaba mientras el sudor de su piel se adherìa a mis labios, temblaba. Retorcida entre las sabanas, suplicaba, lloraba de deseos satisfechos entre quemantes labios sexuales donde el manantial florecía.
El trueno del cue…

Volando en tus sueños...

Imagen
La caricia del viento golpea sobre mi piel naciendo del vientre una caricia cálida que se mueve como el junco en un día de primavera.
La piel se eriza naciendo en brote el grano latente de una caricia.Los pezones se despegan de la curvatura de tus senos, el vientre se adelgaza, los vellos se levantan y una ligera gota de sudor corre libre por tu cuerpo. El roce de los senos encienden la piel, tu cuerpo se desnuda ante mis ojos, cálidos y distantes. El corazón late como el trueno en noche de tormenta, los labios gimen, los ojos se cierran dejándose llevar por la ola de calor que del fondo de tu vientre nace....
quieres que el tiempo se detenga, que los dedos suaves de don Juan te acaricien...sientes morir el amor y despertar el deseo, gimes.
Enloquece el vientre en contracciones rítmicas sin sentido, tu mente se oscurece, sientes que una parte de tu piel se entrega abriéndose al goce de un capricho, húmeda, deslizándose dentro de ti, la serpiente despierta gemidos, tu vientre se contrae e…

Rodrigo Fùster....

Imagen
Como la hiedra, me enredo en ramas por descolgar.
Como la ola, acaricio el frio temperamento de las rocas.
Como el sol, envuelvo la tierra en calor para hacer brotar las flores.
Como el ruiseñor, enamoro los oidos de las que saben escuchar.
Como los senos, broto al tacto de una mano suave.
Como el sexo, soy libre de expresarme.
Como el amor, llego sin que me llamen.
Don Juan de Marco ( El renacimiento de un amante).