Entradas

Mostrando entradas de abril, 2009

El festejo...

Imagen
".. y entré por la ventana justo como lo había prometido... El cuerpo de Rebecca yacía desnudo en esa madrugada, sólo la sabana de seda dibujaba su figura. Estaba con los brazos abiertos tirados sobre la almohada. Levante las sabanas para admirar sus senos relajados que al sentir el aire sobre su piel , fueron endureciendo los casquillos de sus pezones, mientras su piel se iba cubriendo de granos... sus piernas abiertas exhibían un sexo mojado, embadurnado en de un espeso brillo entre sus carnes. La tentación de atarla y acariciarla no se hicieron esperar. Al abrir ella sus ojos pudo divisar la silueta del amante enmascarado, el antifaz con los hilos de seda eran de exquisito diseño, y la capa que envolvía su cuerpo desnudo, de brillantes pechos humedecidos por el calor de la noche la enmudecieron por un instante, y al querer estirar los brazos para acogerlo, se dio cuenta que estaba atada de pies y manos. Don Juan puso un dedo en sus labios pidiéndole que guardara silencio, ind…

La Madurez...

Imagen
"... Estaba mirándose al espejo, acariciaba sus arrugas queriendo borrarlas con los dedos. Estiraba sus ojos casi hasta achinarlos entre sus dedos...Levantaba con sus manos los pechos acodándolos en el aire, enderezaba su espalda...La verdad es que verla desde detrás era un espectáculo maravilloso... el camisón de seda dibujaba sus nalgas a cada movimiento...me acerqué sin hacer ruido, y a sus espaldas, dejé que mis manos tomaran sus nalgas. Se sentían suaves, ya no eran tan duras como antes, pero la sensación que causaban al tacto de mis dedos, carnosas y bien dibujadas, me hacia flotar en el aire... Sólo llevaba mi pantaloncillo corto del pijama, y mi sexo se movía inquieto bajo las telas...estaba excitado y sentí la necesidad de apegarme a ella, y en suaves palabras al oído le pregunté...
- Que haces, tratas de detener el tiempo en el espacio?...- y baje por su cuello besando su piel, la miraba por sobre sus hombros y percibí la leve inyección de sus pezones, que como delicada…

Besos Negros...

Imagen
" Entré en penumbras, la delicia de sus nalgas iluminaban los rincones de la habitación. Tan perfecta como la creación, tan dulce como el fruto del paraíso... brillan a las luces del farol... sudan libertad. Carne redonda de mis deseos, elixir de fantasía... dorado vuelo de placer, hoy serás mía.
Me acerqué para tocarla, acariciar cada rincón... "Diosa del universo... " Al rozar mis manos sobre las carnes se encogió para ofrecer el fruto abierto bañado en néctar celestial, carnoso pedazo de cielo que alcanzaría con mis besos... jamás había visto tantas pinceladas perfectas aplicadas en un mismo lugar... pedía a gritos que las besaran y sin dudarlo en ningún instante me acerqué a recorrer la perfección de su columna vertebral, que como valle en flor brotaba entre granos mojados, el sudor lo bañaba todo. La exquicitéz de la suave piel se disparaba loca entre mis dedos. Al tomarla entre mis manos fui abriendo el paraje más oscuro de su ser, aquel punto de sensibilidad majes…

Visita de AriaDna...

Imagen
" Y entraste a hurtadillas, a escondida en las sombras, dormía... Tu mano no espero el alba y sin tocar la noche, me dejé atrapar por tus dedos... Empuñaste mi sexo mientras en reposo estaba, y aunque a mi cuerpo le gustaba, no quise despertar... entonces, tus dedos se cerraron atrapando las venas muertas para hacer nacer el deseo... Siento como crece en tus manos sometido, pulso a pulso, en sigilo...
Me recoste sobre mis espaldas, no quería despertar... El vaivén de tu mano agito mis sentidos... Bocado a tus labios fue sometido, y la humedad de tu boca suavisándolo todo... Dejaste que la piel te mostrara desnudo el corazón partido... de donde el néctar brotaba aturdido. Una cristalina gota de miel emergía ... chasqueaste la lengua entre gemidos, y la virilidad desapareció cubierta por la noche húmeda de tus labios ... El placer se convirtió en gozo dormido, y fui gimiendo entre latidos... sentí abrirse mis sentidos, sentí el flujo de las venas recorrida en sangre, sentí tus dien…

Doblando sabanas negras...( A Capri...)

Imagen
"... te dejas seducir entre sabanas negras, con la almohada entre las piernas... Como queriendo detener mi aliento entre los muslos, absorbiendo el elixir que escapa de tu sexo... la almohada esta mojada y el aroma que guarda es la esencia de tus deseos.. Aquel deseo que quiero beber abriendo tus labios con los mios, recorriendo tu suave aceite salado, besando cada sitio de tu piel entumecida...
Desgrano la tela rasgando gemidos, poso mis labios en tu nido, arranco a besos tus sentidos... des hobo huevos en almíbar dejando mi olor entre tus piernas... sudas.. gimes soltando la almohada, esa almohada negra que no contiene mis embestidas, y dejas que mis labios te posean, que mi lengua arranque gritos placevos... eres rama y yo el arroyo que acariciante te arrulla y te cobija... entro en agua lavando tus gemidos... desaparezco en tus sentidos, para formar parte de los tuyos encendidos... te poseo y clamas indiferencia.. soy amante esquivo... pero entre tus piernas revivo..."

Do…

Abre tu ventana...

Imagen
" Salvajismo y morbo se presentaban en la misma mesa, cada bocado era engullido por las bocas deseosas, y entre las piernas unas cosquillas que les hacía temblar el vientre, los deseos siempre estaban escondidos tras letras... Aquellas letras que leían a escondidas en la penumbra de sus cuartos, con los dedos enquistados en sus sexos, clamando besos y caricias. Aquellos que revoloteaban cual mariposas rescatando el caldo por su vulva derramado... algo les decía, debían tenderse en la cama, dejar las piernas y ventanas abiertas a ver si una brisa les acariciaba su piel, despertando el deseo de ser por ella poseída..."

Don Juan De Marco. Por la ventana...

Diosa... La Ruta del Deseo

Imagen
"... Ese sendero que he recorrido mil veces y que no me cansa caminar en besos... Esos selváticos cabellos que se enredan en mi nariz y la forma de tu rostro embravecido... aquellos labios que no dejan de gemir, aquella lengua inquieta que no para de degustar el sabor de tu piel... aquellos pechos en disparo sometido gatillando los pezones a mis caricias... ese vientre que no deja de bailar cuando recorro llano tu ombligo, aquellos bellos rizados en la oscuridad y ese mar que me provoca al pasar... muslos mojados por el sudor del deseo, aquella fuente de vida que no dejo de probar... mil noches entre tus piernas, mil gozos entre tus labios.. mil orgasmos que no dejan respirar... eres tu el sendero del deseo y el valle de mi extasiado ser... he de volver una y dos mil veces a recorrerlo con mis dedos y a besarlo con mis labios..." Don Juan De Marco... mis deseos...

La espera... (a Elsa M.)

Imagen
"Y Elsaresbalaba entre las sabanas gimiendo por el despecho y la falta de Amantes... lo había esperado por horas a que el entrara por la ventana, pero el aire era espeso, y la brisa no alcanzaba a tocar sus carnes, entonces decidió entregarse a un juego de dedos colmado de éxtasis y lujuria... mientras gemía, las lágrimas corrían por sus ojos y el libido por entre sus piernas... Rogó durante horas esperando su llamada, mientras sus dedos iban destilando entre sus carnes... su vientre dibujaba holas eternas, pero no llegaba a concebir orgasmo alguno... de pronto una brisa entró por su ventana y ella hundió sus dedos entre sus labios mojados, y una corriente alterna recorrió sus entrañas, el orgasmo se dibujaba en su rostro, los dedos se ungían de néctar robado, mientras su espalda se azotaba contra el colchón... sus piernas se abrieron para recoger la brisa, y un aire frío recorrió su interior grabado en aceites sexuales. Era ella y sus dedos, a solas, en un cuerpo frío y un sexo…

Salvaje...

Imagen
"... en esas calles donde un día el amor fue desechado para introducirse en los callejones de la perdición... donde las manos se amarraron para tocarlo todo, sin pudor, mientras se deslizaban bajo tus faldas e iban tirando los encajes de tu ropa interior, donde los dedos arrancaron el deseo a golpes suaves y caricias sedosas, donde tus senos abrieron el escote para ser devorados entre mis labios. Donde un dedo, sólo un dedo bastaba para arrancar lamentos y gemidos de tu garganta, donde recogía con hambre cada gota que destilabas, donde el gemido se volvió beso ahogando los fantasmas de mi extaciada obsesión por los coños mojados..."
Don Juan De Marco, deseos...

Y esta Desnuda ... ( A Rebecca)

Imagen
"...Desnuda y diafana se mueve entre las sabanas sedosas, y son mis caricias las que inquietan sus noches, mis dedos los que la despiertan, y son mis besos los que la embriagan....Y esta sola y desnuda entre sábanas de raso suave y sensual... tiembla acariciada por el viento...y esta desnuda....
Yo, sin poderla alcanzar, y esta desnuda... Esta desnuda esperando su regreso... esta desnuda..siii desnuda....y su cuerpo brilla por la luz que la somete a exponerse entre farolas. Y sus nalgas se dibujan bajo las sabanas que de pronto son descubiertas por el viento que entra por la ventana, y logro ver sus plieges apretados, sus carnes duras y suaves, y el abismo que estas van formando en su caída, el viento dibuja granos en su espalda y brotan en su piel enriqueciendo su belleza, la deseo...Y esta desnuda...
¿hay alguna imagen más linda y perfecta que una mujer desnuda dándole la espalda al deseo?... "Don Juan De Marco, mirando sus nalgas a escondidas...." (Porque alguna vez leí …

Al Borde del abismo..

Imagen
Alguna vez leípoesíaseróticas, y una de estas fue " A orillas de tu cama", eternamente larga e interminable me hizo recuperarla y sobre escribir en ella algo de mi sobre las palabras del autor, sería plagio, pero para mi fue la perfección. La escribió un tal José Medina jimenez y yo cosecho de las palabras que él sembró:

"Dos cuerpos empapados, bocas húmedas, labios mordisqueados, gotas de sudor como estrellas, cuerpos y pasiones enredados, y como testigos la pared, la ventana, sabanas arrugadas y gemidos de dos personas en una oleada. A orillas de tu cama, a orillas de tu instinto, al borde de lo inimaginable... contemplas la luna tras los cristales, tu mente dirige un disparo al vacío... un estruendo en mi piel y aparezco ahí... a orillas del deseo. Mis manos respirando en tu cama.Caen mis labios al abismo, llegan a su primer destino dorado y canta la agonía de tu desnudo cuerpo... Mis ojos deleitan mi fantasía; mi cuerpo susurrándote. El desenfreno avanza con decisión…

Caricias de Don Juan De Marco...

Imagen
" Mis ojos te observan, mis dedos te tocan, mis labios te besan provocando un estallido de humedad en ese lugar cálido y ardiente donde se esconde el deseo. Unos dedos que como alas de mariposas inquietas descienden al jardín del deseo, buscando de tu sexo arrancar la miel del pequeño océano donde se pierden tus pudores.
Labios y lengua fundidos te buscan inquietos hasta ahogar la fuerza de tu interior, naufragando en oleadas de placer y gemidos de pasión, muriendo poco a poco, piel a piel, en el eterno abrazo del èxtasis... Impulsos que me transportan hacia tu cuerpo moldeado para mis manos, se confabulan con mis labios deseosos de humedad, los imagino entonces besando y bebiendo el sabor de tu cuerpo, te sostengo, estoy entre tus piernas con mi boca murmurando tu nombre. Entonces tu respiración se agita y nuestros cuerpos se estremecen, mis dedos descifran tu cuerpo y guían mis manos a lugares seducidos por mis caricias, tus labios enrojecen, te has entregado al delicado movimi…

Las Sabanas de Lía...

Imagen
" y entraba por las noches por su ventana, como la brisa del mar. Su Fragancia estaba por todas partes. Al levantar las sabanas, su cuerpo yacía desnudo, sus nalgas acariciaron mi llegada, y entre sus piernas la suavidad húmeda de una noche muy agitada... ella aún sudaba sus sueños, y su sexo así lo reflejaba... no podía resistir la provocación de tocarla. Para no despertarla, me acerqué a sus nalgas depositando el más dulce de los besos, provocando la separación instintiva de sus muslos. El vello púbico se asomó entre sus piernas, y mis dedos intentaron tocarlos, no quería depertarla, los rocé con mis dedos, y sus piernas se cerraron atrapándome en su ya mojada morada... sentí que el mundo se hundía entre sus piernas, y la tibieza que de allí emanaba me hizo caer de rodillas en su cama... mis dedos se hundieron succionados por la suave humedad, y sus gemidos inundaron la habitación...nada demoramos en jugar entre las sabanas, me esperaba hacía horas mojada..." Don Juan de M…

Dialogando con Erótika...

Imagen
... Y la piel cálida y pecosa de una pelirroja, evoca la lujuria de una ola que rompe en la playa, removiendo lo que sale debajo y haciendo emerger el espumoso deleite del amor...
"Aquí estoy medio desaparecida sumergida en el otoño, en el silencio de mi cama vacía, en la caricia que no roza mas que mi cuerpo, y es cierto disfruto de mi silencio y de mi noche, me disfruto a mi misma mi piel es suave no en vano las eternas horas restregándome exfoliante y los benditos productos para que le tiempo no me inunde ni sumerja en la tierra movediza y sin retorno, mientras mi corazón se queda estancado en estas letras deshojadas que no saben pensar en nada definitivo, como si el amor hubiera perdido el sentido, como si el silencio que tanto ansiaba ahora fuese una tortura para desandar el nuevo camino.
Aquí sigo quieta y desnuda, dejando que la vida me lleve en su marejada hasta ahora amarga y melancólica, mostrándome nuevos horizontes, nuevos brazos, nuevos besos, me dejo llevar como siemp…

Don Juan De Marco....

Cuando la ames, dile que vive en tus sueños, que no habrá ninguna màs que ella para tí.
Cuando le entregues la promesa de tu amor eterno, sabrás si has amado tanto, si has amado realmente a una mujer de verdad...


¿Has amado una mujer de verdad...?

Don Juan De Marco...

Dialogando con Arkantis.......

Imagen
"... dormía, y una de mis manos bajo a sus nalgas, su camisón se había subido hasta sus caderas...No lo resistía, sentirlas desnudas...Dejé que mis manos la acariciaran suavemente con mis dedos, mientras la suavidad de su piel se estremecìa. Su cuerpo se acomodó a la caricia, sabía que le agradaba... luego un dedo dibujó la linea que las separaba y sólo se detubieron en el crater sudado, rugoso y fragante. Luego mis dedos alcanzaron mi nariz disfrutando el aroma que la noche había dejado en su cuerpo... -delicioso- repetía somnolienta... Habrió los ojos y me miró con ellos dormidos, el sol se reflejaba en sus pupilas, en cada mirada me poseía... -Hazme tuya... - y acarició suavemente el prepusio que mi deseo cubría...."
Don Juan De Marco..." Dialogo con Arkantis"...

Sus labios, sus dedos...

Imagen
"...Ella no podía resistir la tentación psicológica de continuar ininterrumpidamente con la estimulación. Sus manos no dejaban de mover la piel que cubría mi sexo. "Punto de desencadenamiento" de la eyaculación. Al momento de empezar a sentir que el orgasmo se hacía inminente, mi mente empezó a divagar. Sentía como se apretaba mi cerebro dentro del cráneo, una corriente se descargaba en mi cabeza, imposible de evitar. Seguramente, resistir la compulsión de continuar, hacía mucho más larga la "excitación". Mi pene se endurecía creciendo entre sus dedos, apretaban mis testículos. Apretaba para sentirlo crecer en pulsaciones, erecto e hinchado, bombeaba con fuerza como volcán a punto de erupción.
Estoy muy excitado y la erección es plena. El pene está muy duro y la eyaculación es inminente. tengo una sensación como de no aguantar más, siento como esa fuerza baja de mi cabeza atravesando mi corazón. Ella lo engúlle entre sus labios y aprietan hasta ahogarlo. La co…

El Barandal en Parìs...

Imagen
"... y mientras sus ojos a la lejanía miraban, levante la tela que sus nalgas cubría... ella apoyada en el barandal del balcón, y tras de ella, don Juan acariciando sus nalgas mientras al paisaje gemía...
-Despacio, quiero sentirte despacio- entre gemidos repetía...
Y yo abrí mi pijamas, y deposité mi sexo entre sus nalgas, dejando que este las acariciara... mientras mis manos en sus senos estaban... El cuello se retorcía entre besos y miradas... y su cuerpo al barandal se apretaba...
La noche cubría de estrellas el banboleo de nuestros cuerpos mientras el barandal temblaba, cada roce de su sexo con el mío, provocaba espasmos en el aire... La luna, testigo de la dionisia relación, vibraba en las alturas, y con sus rayos alumbraba cada rincón de su cuerpo suplicante en las alturas... Meloso y suave su sexo recibía cada embestida, y sus senos dibujaban la excitación en su piel...tibia sus nalgas se dejaban rozar por mi sexo, y despertaron los gemidos escondidos, hasta que sin provocar …

La Perla de oriente. ( Shang Yue...)

Imagen
"... Sentado en el sillón, con un cigarrillo encendido, esperaba a que llegara....se abrió la puerta y me miró a los ojos...Una bocanada de humo cubrió la luz de la pequeña alacena, le pedí que se desnudara... Su vestido dibujaba claramente sus pezones y la redondez de sus delicados y pequeños senos de adolecente. La seda roja no escondía secretos. Al mirar siguiendo su vientre, podía sentir la humedad que dibujaba su sexo en aureolas su vestido ...
Y descolgó los tirantes del vestido para dejar caer la delicada prenda de seda resbalando por su cuerpo... parecieron siglos de caída. Sus senos acariciados por la seda, disparo los casquillos de su pecho, como dos botones de junco a la caricia del rocío, liberando una gota transparente. Duros como un diamante engarzado en la más exquisita piel, sinuosos como el mar en calma...eran hermosos... La tela siguió su recorrido liberando su cintura , para detenerse en sus caderas...sus dedos bajaron resbalando por sus senos deslizándose a su …

Entre sus Nalgas....

Imagen
"... Dos nalgas que temblaban entre mis dedos, y una lengua que no dejaba de maravillarse con su sabor...y ellas cedieron para abrirse como una nuez, y mientras buscaba el camino para entrar, ella gemía pidiendo a gritos que la traspasara.. quería sentir la dureza del macho entre sus nalgas... y me deslice suavemente entre sus carnes, separando sus deseos, un grito ahogado lo inundó todo, mientras sus labios babeaban de placer... cada entrada se convertía en una perfecta estocada, cada desliz, dibujaba el placer en su cara. Y se abrazó mordiendo la almohada, y el silencio llenó el vacío mientras descargaba mi semilla hirviente, destilando miel en su interior, y luego un grito lo congeló todo....Estaba satisfecha, y el amante yacía atrapado por su piel sin poder despegarse de ella..."
Don Juan de Marco, entre sus nalgas....

"A EMBRUJADA ", primavera en España.

Imagen
" ..Y llegó la primavera sembrando el fuego en mi alma, quise buscar la brisa para que me refrescara, pero una vez más ella había amanecido desnuda en la cama.. Recorrí su piel con mis ojos buscando el origen de mi deseo...
Aaaaaaaaaah... verla desnuda, su piel brotando entre las sabanas, y el sudor de su piel que lo llenaba todo. Su aroma de hembra en celo, sus piernas semi abiertas suplicando una caricia, sus labios hinchados por la pasión... necesitaba la brisa que entraba por la ventana, el aroma de las flores confundido con el de su sexo, y sus senos caídos a la voluntad del sueño llamándome a besarlos y beber de ellos... la figura de sus caderas dibujada por el pincel de luz que entraba por la ventana....
No la quise despertar, pero me arrodillè al borde de su cama apoyándome en las sabanas abiertas... y me acerqué a su cuerpo para sentirla, para olerla... y con besos armar una escultura en su piel... fluí besando sus muslos humedecidos por el calor de la mañana, que como ro…

ARKANTIS, "DESEOS DE MUJER..."

Imagen
" El sinuoso camino que empezaba en sus caderas me conducía por montes, valles y ríos de aguas espezas. Sentí temblar la tierra bajo mis besos, y la cascada que se abría entre sus muslos vigorosos. Saborie su sexo mojado y me escondí en el espeso bosque que lo cubría...me quedé dormido y no desperté hasta que despuntó el alba, mis mejillas sudadas y mi saliba en su vientre dormido."
" ... y fuiste tu la que sugestionaste mis noches..Y fuiste tu la que endulzaste mis besos...fuiste tu la que empapaste mi sexo...fuiste tu...fuiste tu... Y bebi de tus pezones encrespados en deseo... comí del fruto prohibido engarzado entre tus carnes, sentí como tu cuerpo se retorcía entre jadeos, entre lágrimas emanadas de tu carne...Y te bebí toda...."
Don Juan De Marco, deseos...