Sus labios, sus dedos...

"...Ella no podía resistir la tentación psicológica de continuar ininterrumpidamente con la estimulación. Sus manos no dejaban de mover la piel que cubría mi sexo. "Punto de desencadenamiento" de la eyaculación. Al momento de empezar a sentir que el orgasmo se hacía inminente, mi mente empezó a divagar. Sentía como se apretaba mi cerebro dentro del cráneo, una corriente se descargaba en mi cabeza, imposible de evitar. Seguramente, resistir la compulsión de continuar, hacía mucho más larga la "excitación". Mi pene se endurecía creciendo entre sus dedos, apretaban mis testículos. Apretaba para sentirlo crecer en pulsaciones, erecto e hinchado, bombeaba con fuerza como volcán a punto de erupción.
Estoy muy excitado y la erección es plena. El pene está muy duro y la eyaculación es inminente. tengo una sensación como de no aguantar más, siento como esa fuerza baja de mi cabeza atravesando mi corazón. Ella lo engúlle entre sus labios y aprietan hasta ahogarlo. La corriente sigue bajando, mi vientre se aprieta bajo mis costillas, trato de contener el aire, de no respirar, creo detenerlo por unos segundos. ella libera a la bestia soltando la boca sin dejar de tenerlo adentro, mientras su lengua, lo recorre de un lado a otro, succiona y vuelve a deslizar hacia la profundidad de su garganta, sus mejillas lo cubren envolviéndolo en dolor, quiebro mi espalda y caderas tratando de liberarme, su mano me tira y su boca no deja de engullir y contenerlo adentro. Mis ojos se abren mirando al cielo..., perdidos,... desbocados,... y baja pulsando entre jadeos y contracciones. Los músculos de mi cintura se dibujan en la piel, las contracciones se vuelven involuntarias, pierdo el control de mi cuerpo. Como una bolsa al vacío, engulle a la bestia, soltando y volviendo a engullir, gime con fuerza resoplando para tomar aire por la nariz, lo quiere ver eyacular dentro, no quiere perder ni una gota de ese liquido salobre y espeso que llenará su boca. Mi columna siente como baja el deseo por mis vertebras, con fuerza avasalladora, las pulsaciones son infinitas e interminables, hasta caer en la espina dorsal, la que ordena a mis nalgas apretarse y contener. No aguanto más, mis testículos se ponen duros y se recogen produciendo dolor y placer en mi mente, ella grita con el pedazo hombre dentro, ... gruñe mientras sus ojos me recriminan la espera. El esfínter esta entre mis nalgas apretado y siento como la explosión llega al tronco con la fuerza de las mareas, y va rompiéndolo todo adentro. Espeso, caliente y pulsante. Ella relaja sus labios y espera. Emerge por el cráter explotando en su boca, mi cielo se colma de estrellas, "mojándolo todo". Ella, suelta y lo deja libre sin dejar de agitar con sus manos. El segundo chorro salta en el aire hasta golpear y quedar prendido en su cara, una y otra vez, en pulsos intermitentes, y gemidos de placer. Ríe a carcajadas, disfruta cada explosión con felicidad. "Las monedas de plata" van quedando prendidas en su cuerpo, mientras él se deja caer hasta azotar su espalda contra el colchón... Ella sigue agitando el fruto produciendo dolor placébo en sus carnes y sobre su piel. Cada vena pulsa, extendida y rugosa, una y otra vez. El brebaje no deja de saltar en su rostro. Ve como el cuerpo del amante va relajando su vientre,... lo deja..., pulsa entre sus manos, lo agita lentamente, mientras su cuerpo tiembla de placer, hasta que la almohada lo recibe en la caída. Su vientre se calma... Ella mueve su piel con delicadeza acariciando con sus dedos... El amante agoniza, y ella se acerca para besar la carne viva, y succionar las cristalinas gotas que se dibujan en cada apretón. Finalmente, deja que el miembro aún duro, se deslice entre sus labios hasta tocar sus amigdalas... y lo va liberando a suaves suspiros mientras este se calma... hasta que sus labios se detienen en la brillante cabeza, y siente los últimos respingos de la bestia dormida..."

Don Juan De Marco... Dormido.

Comentarios

Arkantis ha dicho que…
Que manera de describir una felación...buenisima..
de nuevo casi siento lo que describes...

Un besazo Don Juan
Don Juan de Marco ha dicho que…
"...¿ casi?..."

Don Juan De Marco, riendo socorronamente.
mi locura...ser yo ha dicho que…
Es un placer...leer tu sabor y saborear a la vez...un beso con sabor a mi....
Don Juan de Marco ha dicho que…
" y No era sólo una felación, era lo que sentía mientras se acercaba el orgásmo... es lo que siento cuando se viene lo inevitable...y has pasado esa barrera de control.."
EMBRUJADA ha dicho que…
Y es que todo me sabe a tì...

Dulcemente un beso.

Embrujada.
***BaBy*** ha dicho que…
Guauuuuuuu. .. me encanta el descubrir las sensaciones de un hombre a punto de llegar al climax, es divino, excitante , es tan placentero... que no encuentro palabras suficientes para describir el placer de dar placer.

Te senti,. senti tus pulsaciones, tu miembro a punto de estallar y la necesitad de prolongar ese estado, porque cuanto mas se prolonga mas se goza, mas siente y uno se transporta, se abandola .-

genial !!!!!!!!
Don Juan de Marco ha dicho que…
"... si ustedes siguen esta historia con la musica de Bryan Adams, se iran dando cuenta que siente un hombre al tener un orgasmo. La letra de la musica va relatando cada instante, cada milesima de segundo del acto, hasta que el amante se queda dormido... intentelo...sólo tiene que leer seguidamente y a un ritmo normal... veran que las sensaciones se proyectan en su mente...y los sentidos se habren a cada letra...apreten play y sólo dejense llevar...luego me cuentan"

Don Juan De Marco... luego escuchen la descripción en el segundo video,como es hacer el amor a una mujer....
Blue ha dicho que…
Sonrio..y disfruto. besos
Blue

Entradas populares de este blog

El Dibujo

El delirio. ( A Ginebra Blonde.)

Rompiendo promesas....