El impulso

"... Al besar sus labios, sentí la amargura de la bebida que minutos antes había bebido... no me disgustaba, pues al escabullirme entre sus senos, el aroma de su perfume abrió mis sentidos, para impregnarme de ella... Entonces mis manos fueron levantando su falda, para dejar al descubierto esa suave prenda que envolvía entre encajes unos vellos trigueños que parecían sudar... eran tan suaves y estaban tan mojados, que me hacían sentir el baño, que poco antes, se había dado... Me puse de rodillas y los bajé hasta hacerlos desaparecer bajo sus tacos, y separando sus muslos bebí de su flor abierta guardando su sabor en mis labios, para luego devolver su sabor y fragancia con un beso en los de ella..."

Don Juan y el placer

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Dibujo

El delirio. ( A Ginebra Blonde.)

Rompiendo promesas....