Suave.

Asi me siento ahora

El mar esta en calma, la suave brisa me ha despertado, cerca de la orilla diviso a dos amantes, envueltos en una sabana roja, abrazados sin miedo, su piel aun esta mojada, en el balcon se besan sin miedo aque el mundo los vea amarse, sin temor a que la vida los separe, son solo piel en ese instante, son solo caricias.
Se dejan llevar, se aman y se devoran, él come de sus labios mientras ella gime, el baja por su piel y llega a sus senos envolviendo sus pezones con sus dedos, ella sigue gimiendo mientras su mano toma el pene de su amante acariciandolo, y yo desde el mar los veo como se aman pero a ellos no les importa porque son solo piel en ese instante y nada en el mundo los puede interrumpir, ella se arrodilla y lleva el pene de su amante a su boca el se deja acariciar, gime apoyando sus manos en el balcon, ella chupa freneticamente, el toma su cabeza y acaricia su pelo, miemtras ella se desliza por su pene de forma rapida desde la punta hasta el fondo, succionando y pretando los labios hasta hacerlo acabar dentro de ella, unas gotas de semen se caen por sus mejillas pero ella no las pierde, el aprieta fuertemente sus labios pero aun asi no logra apagar su grito de placer....
Es un cuarto junto al mar que estuvo cerrado por mucho tiempo y que desde mi mar se ve perfectamente, mientras las olas golpean mis pechos desnudos y mis cabellos se mueven en el agua, deseando a aese marinero que ausente esta, que aún no llega a mi roca, le canto bellas canciones y lo traigo a mi.
Un canto de deseo, excitación pura, puro sexo.

Ayanay

Comentarios