Placeres Castrados

Entre sabrosas nalgadas me ahogaba en tu olor, mordisqueando trozos de piel que sólo el placer conoce.


Entre gemidos te quise despertar, gozosa e inundada de caldos calientes y esponjosos.

Abriste los cubiertos de la mesa, bebi de tu interior rasgando la poca tela que cubría tu piel, te hiciste amante, te hiciste mujer, desechando el dolor para tomar las caricias.

Cada caricia de mi buscador de sabores recorrio tu interior inerte, ahogado, muerto.... haciendo revivir entre caricias cada uno de tus gemidos, tan suave como la pluma me deslizé por tus senos frutosos, cada gota de rocío que nacian de ellos era recogido con ternura, mientras ellos se endurecían. No dejaba de pensar en cuánto ibas a durar.... me rogaste volver a juntarnos, tus piernas se cerraron haciendome preso del placer, encarcelando la libertad del que te vió nacer luego de estar muerta....

Volveré con un juramento de placeres, con degustaciones de tu sexo, pero tendras que envolver el mío entre capullos dulces y empalagozos.

No olvido la suavidad de todos tus labios envolviendome en placer y regocijo.

Ha embestidas terminamos, a gritos ahogados especulamos, y entre placeres dormimos.



Don Juan de Marco.



Comentarios

María ha dicho que…
Don Juan, es un placer leer tus textos, todos cargados de sensualidad, erotismo y sensibilidad, tus palabras son envolventes y atrapantes, en las cuales es facil adentrarse entre ellas para sentir que la magia de las letras hace vibrar los sentidos.

Placeres que se dejan entrever en tus renglones desde el recorrido de la humedad que se adentra en tu interior fusionando los gritos de bocas ahogadas de gemidos.

Muchas gracias por tu precioso comentario dejado en mi blog, la verdad es que es un lujo tenerte allí porque siempre me regalas deliciosos comentarios, que son un deleite leerlos.

Un beso.

Entradas populares de este blog

El Dibujo

Rompiendo promesas....

Pescador de Ilusiones.