lunes, 9 de mayo de 2016

El Rosario De Madame Magade Qamar.



"De mis dedos hice un rosario de perlas que coloque delicadamente entre los encajes de su ropa interio
r rozando su suave y humedecida entrepierna y convertido en ellas, jugué entre sus piernas acompañando su día de placeres exquisitos... frías y redondas daba suaves caricias que la hacían gemir en el silencio, cada paso era un martirio de placer y un gozo a su piel... Me fui mojando con su elixir arrancado de masajes , golpes y vibraciones, y mi brillo tomó vida entre sus labios vaginales y al roce del minúsculo casquillo que brotaba entre sus labios vaginales... y mis perlas de labios podían sentir el sabor de su deseo, imaginando ser cada perla que rodaba entre sus pliegues de carne, absorbiendo las gotas que podían arrancar... hasta que la hice caer de rodillas y suplicar ni un paso más.. sus muslos se convertían en aguas que a caudales chorreaban entre sus piernas, mientras sus labios apretados guardaban en silencio cada gemido que quería escapar a ese suplicio de masaje del rosario que bailaba entre sus piernas rozando cada borde y entrando en profundidad dentro de sus labios vaginales ."


Don Juan Y el rosario de Magade Qamar

2 comentarios:

Mag dijo...

No sé qué decir, salvo mil gracias por este detalle que no voy a dudar en poner, si no te importa, en mi blog, pues bien lo merece.
Besos de Pecado.

Rodrigo Fuster dijo...

besos madamme