Shang Yue...

Sinuoso e imponente, erguido ante tus ojos como un timón direccionado.... como lanza en ristre apuntando a tus ojos y seduciendo tu mirada, como escultura griega, frío y conteniendo sus pulsaciones, esperando ser envuelto por tus labios, atrapado por tu deseo. Tus ojos cohíben, tu mirada excita, sin embargo, mantengo compostura, espero tus ordenes y me dejo observar. Una y otra vez recorres mi cuerpo expuesto desnudo, digno a tus atenciones, luego desvías la mirada, respiras, puedo sentir tu aliento cálido y el pulso de tu corazón extasiado... pides que voltee, vuelvo a sentir tu mirada traspasando mi piel, atrapando mi corazón, me recorres una y otra vez, siempre te detienes en mis nalgas, un turbado sentimiento me atrapa, casi una caricia sobre mi espalda, aún no me has tocado, siento como me sumerjo en mi morbo avergonzado... siento como me convierto en tu juguete, en tu fetiche, y aunque muero porque tus manos me alcancen, siento terror de lo que provocarás en mi... tiemblo, puedo sentir la sangre bajando por mis venas y estancarse en la cabeza de si sexo, crecen tus expectativas, esperas... tu mirada baja sinuosa y vuelves a ordenar voltearme, , bajo la mirada y me dejo recorrer una y otra vez por tu ojos.... trato de cubrir mi sexo, pero tu mirada me congela, y me ordena sin decir palabra,  que me exponga... sonriés, cierras tus ojos y juegas con tus dedos... insinúan deseo, se acercan peligrosamente sin tocarme, casi los siento, y contengo la respiración a la espera... vuelves a reír, los alejas simulando recorrerme. Finalmente, rozas mi piel estirada y mi miembro erguido, la cabeza tiembla a tu caricia, y se enrojece mientras me miras a los ojos, miro el techo esperando tu siguiente orden, ... siento que las rodillas se doblan y humedecerse el capullo enrojecido por la excitación... tiemblo entre tus labios.. luego, la profundidad de tu boca lo envuelve todo, y te retiras cruelmente... humillando mis deseo... gimes, quieto..., quieto, no te apures, y le regalas un beso tenue al hoyuelo abierto de mi cabeza...
luego , sólo la punta de tu lengua dibuja, graciosamente su forma, tiritan mis carnes , pulsa el deseo, pero aprieto mis dientes, endurezco la mandíbula, sello mis ojos... las rodillas ya no quieren sostenerme y vuelves a envolverme como una cárcel húmeda... y lo dejas entrar hasta el infinito, me sostienes de las nalgas esclavizando mis pensamientos, ya no resisto, pero no deja de soltar mis manos tras mi espalda... heroico resisto un embate más de tu boca y otro y otro, hasta que mi vientre tiembla, mi espalda se arquea y empujo dentro, si sangre deja de empujar y mi néctar corre desbocado llenando tu garganta, quemando y raspando todo dentro de tu boca que no deja de tragar y devolver el jugo dentro, hasta diluirse entre las comisura de tus labios salandolo todo.... caigo de rodillas frente a tu mirada atónita y rojiza por el fuerte sabor y aroma que te agoniza.... me dejas caer y sostienes con tu manos las últimas pulsaciones que respira mi deseo... el que muere pulsante entre tus dedos... al abrir mis ojos sólo te veo sonreír y cerrar los ojos al encontrarse con mi mirada... sabes que eres mi dueña , mi ama y que yo soy el juguete de tus pensamientos sin sentido.

Don Juan ... Sometido por los jugueteos de Shang Yue

Comentarios

Entradas populares de este blog

El delirio. ( A Ginebra Blonde.)

El Dibujo

Rompiendo promesas....