Carta a un amante...


La culpa que me quema por dentro…pero, la pasión sigue viva:

Me quemo por dentro, la excitación me consume, tengo ganas de tirarte en una cama y no parar hasta romperla.

Por el otro lado esta ella, que da más de lo que habría esperado nunca, es un amor postergado por más de 32 años, me siento pleno por dentro, pero mi cabeza da vueltas y empiezo a volverme loco, cada palabra tuya provoca erecciones difíciles de controlar, mi estomago tiembla, siento la calentura e imagino verte desnuda y abierta , murmurando con los ojos cerrados, pidiéndome que apague la luz y te penetre hasta sentir como tus carnes se separan, siento tu boca acariciando mi erecto y sólido orgullo, orgullo... te veo tendida y desnuda acariciándote mientras me provocas, tu sexo jugoso, tus dedos escarbando y abriéndote para mostrarme cuánto me deseas, rogando y suplicado tenerme adentro, revolcándote mientras me pides que me arrodille para beberte... mi mente trasciende y desvaría entre pensamientos de deseo .... me quemo y pienso en ella mientras te veo, tendida en tu cama con el vibrador adentro temblando de deseo, imaginándome, mientras tus labios se aprietan y gimen....

mi estomago se hace un nudo, me retuerce y mi mano no deja de irse hasta mi pene y estirarlo mientras me revuelco, agitando mis carnes hasta deshacerme por dentro, entre morbosos pensamientos y mi conciencia sometida... mi cuerpo es un tsunami que no deja moverse por dentro, los nervios me consumen y pienso en el dolor que me causo la infidelidad de la otra... no quiero causar daño, pero mis manos no dejan de masturbarme al pensarte mojándote por dentro, y cuando brota el semen de mi interior y queda colgando en algún lugar, me siento liberado, con la necesidad de no tenerte, con algunas culpas, pero físicamente tranquilo, se que te deseo y que sólo tu presencia me haría redimirme y caer entre tus piernas, muy abiertas y penetrarte con fuerza esperando liberar toda esa energía que me provocas dentro, es el deseo confuso, tu boca bebiendo de mi pene, succionando el deseo que llevas dentro de poseerme y el arrepentimiento de no haber sentido mi sabor dentro entre tus labios, mientras los dedos esparcen restos de semen suave en tus labios sintiendo la suavidad de mi bebida, dejándose desbordar entre la comisura de tus labios,...

Dime, ¿donde están tus pensamientos y tus manos mientras me deseas de lejos, dime de que te arrepientes de no haber hecho, de porque aún me deseas...?. no quiero fallar, pero tus letras y constantes abordajes caprichosos, los que sabes me calientan , me consume por dentro, quiero poseer ese deseo que acumulas desde la última vez, pero mi conciencia reclama... se que se vive sólo un vez, pero mi cuerpo arde de sólo pensar en tu boca comiéndome mientras me dejo beber tendido en la cama..... sin fuerza ni conciencia alguna.....



Rodrigo, esclavo de mis deseos y de mi conciencia....

Comentarios

Maria Ferretti ha dicho que…
Pequeño demonio!! Has regresado!! Bueno, acá estoy, del otro lado de la cordillera deseándote lo mejor. Abrazos y besos , mi querido amigo ♥
Shang Yue ha dicho que…
pese a esa conciencia, el deseo y la lujuria nos persiguen y hacen que otros cuerpos, y otras bocas, nos despojen de lo irrefrenable de nuestro ardiente deseo
gajes del oficio de amante
Ama -POLA ha dicho que…
Hay amantes que siempre seràn deseados, guardados en la memoria con puntos suspensivos, recuerdos fugaces de roces intensos revueltos entre las sàbanas de la memoria, como arena movediza, acariciando esos momentos de silencio y soledad...Saludos Don Juan, BESOS ERÒTIKOS.

Entradas populares de este blog

El Dibujo

El delirio. ( A Ginebra Blonde.)

Rompiendo promesas....