Evaporandose entre las sábanas...

" Su cuerpo luce hermoso, acaba de depilar su sexo. Al pasar mi mano por ahí, siento como se excita su piel, puedo tocar su humedad y su deseo.
Al acercarme, noté como brotaba el néctar jugoso enredándose en mi lengua, separé sus piernas y bebí de él sembrando la agonía. Su vientre se contraía a cada beso, su piel se iba cubriendo de granos entumecidos, sus pezones liberaban gotas transparentes como un cristal, esencia dulce y brillante. Quise recoger cada gota que de su cuerpo salía, y recorrí su piel con besos amorosos. Al llegar a la fuente del deseo, sus muslos aprisionaron mi rostro, sus piernas temblaban, sus gemidos recogían todo el aire que había en su habitación. Entregada a mis deseos sus piernas se abrieron, ni la fuerza más intensa pudo detener mi boca, y me escabullí para beberla hasta que su cuerpo se rompió en lamentos y agonía. Sus caderas se azotaban contra el colchón, su espalda se doblaba sacudiendo el sudor que corría por su vientre, el que gota a gota se mezclaba con mi olor, mezclando las fragancias de nuestros cuerpos , marcando la tela en fuego, esa fragancia que nos excita cada mañana cuando despertamos. Almizcle, dicen algunos que le llaman a esa particular fragancia que dejan dos cuerpos al fundirse y al amar. Ese olor que otros cuerpos desean poseer cuando la pasión despierta entre las sabanas al entrar a ordenar nuestras camas. Uno a uno se fueron dibujando los orgasmos en su piel...
Reposo en su vientre entumecido descubriendo los secretos de su piel, humedeciendo mis dedos atrapados entre sus carnes, buscando despertarla. Enardecido su cuerpo me pide caricias, y sus labios recogen el delicado aroma de mis labios, aquellos que la rompieron en placer. Recojo su miel y saboreo sus genitales tragando sus orgasmos... deseosa jadea entre convulsiones. Mi nariz entre sus piernas, mojándose entre gemidos, aromas que dibujan su piel, sorbiendo la calidez del deseo y resbalando entre sus muslos apretados. Pide ser liberada, pero esta atrapada por su éxtasis, no logro respirar.
Gritos y gemidos inundan la habitación, nuestros cuerpos se golpean, y sus manos atrapan mi sexo sin dejarlo escapar.... Lo agita queriendo morder sus carnes... y abriendo sus labios, lo engulle para devorarlo... no deja de gemir y temblar, provocando en mi cuerpo sensaciones exquisitas. Me sujeto de las sábanas y dejo que toda mi esencia se atragante en su garganta. Voy apretándola a mi sexo para ahogarla... lucha por liberarse... y soltándose de mis manos, balbucea su éxito entre palabras incomprensibles... Luego al verme caer entre las colchas enredado, me vigila atentamente mientras mi cuerpo retoma la calma... Sus manos aún no me han soltado, y agita levemente mi sexo para extraer las últimas gotas de mi existencia, y bajando, recoge con largos y lentos sorbeteos las gotas semitransparentes que escapan de él. Disfruta cada halo de vida con delicados besos hasta tranquilizarlo entre sus dedos...
Yacen dos cuerpos mojados sobre la cama, dormidos entre abrazos, y enfriándose con el aire que entra por la ventana. Están quietos, exánimes, exhaustos... evaporándose entre las sabanas."

Don Juan De Marco, sublime pasión....

Comentarios

almadeangel ha dicho que…
Borrachera de su nectar,pasion entre sabanas blancas,dulces orgamos,jadeantes...eternos
muakusssss
Shanty ha dicho que…
Total explosión sexual. Bien descrito.

Un beso.
Arkantis ha dicho que…
Don Juan yo te pediria más...un breve descansito y ya....

:-)


Besos bajo las sabanas...
Shang Yue ha dicho que…
... evaporándose entre las sábanas...

cuánto tardará ese vapor condensado en provocar nuevas precipitaciones?
Arkantis ha dicho que…
Pues nada...vengo a dejarte un besazo..

;-)
Capri ha dicho que…
Divina escena,divina pasión donde se mezcla el deseo, la lujuria y hasta la desazon por comerse el uno al otro, por clamar la sed que el deseo provoca, quedaran exhaustos entre las sabanas mojadas, rozandose, mirandose y como no, deseandose una y mil veces mas.

Entradas populares de este blog

El Dibujo

Rompiendo promesas....

Pescador de Ilusiones.